Estrés y ansiedad

La ansiedad es un estado psicológico caracterizado por una gran inquietud, una intensa excitación y un fuerte sentimiento de inseguridad.

Cuando se sufre ansiedad, la persona experimenta una sensación de preocupación constante, y tiene la impresión de “estar atrapada” y con los “nervios a flor de piel” de forma persistente. También se pueden presentar síntomas físicos, como dificultades de concentración, súbitos vacíos mentales (“quedarse con la mente en blanco”), tensión muscular, trastornos del sueño, irritabilidad y exceso de fatiga sin causa aparente.

Otros síntomas a nivel fisiológico asociados al estado de ansiedad son los mareos, las palpitaciones, la sensación de presión en el pecho, la sudoración excesiva, la sequedad en la boca o las molestias epigástricas (molestias abdominales).

La ansiedad se encuentra relacionada con la expectativa de que algo sucederá, anticipando efectos negativos antes de que la situación llegue, o acaso se produzca. Así, son sentimientos recurrentes en los cuadros de ansiedad: el temor a que uno mismo o un familiar caiga enfermo o sufra un grave accidente, el miedo a perder el empleo, el temor a no ser capaz de realizar determinadas tareas o de asumir ciertas responsabilidades…

 

En Buenos Días realizamos una terapia efectiva para la ansiedad. Incluimos el uso de técnicas innovadoras como el bio y neurofeedback para complementar el tratamiento psicológico.